Ya hemos vuelto a la rutina, damos la bienvenida a Septiembre y nos despedimos de Agosto.

Pero eso no quita que en el mes de setiembre que recordemos aun las vacaciones,este verano hemos ido al Valle de Loira, en Francia.

 

Este año no hemos ido de hoteles, sino que descubrimos una pagina web Gites de Francia  donde puedes alojarte en habitaciones de casas con gran encanto, viene a ser un bed and breakfast a la francesa.

 

Su funcionamiento es sencillo, seleccionas la zona y escoges entre las diferentes viviendas que hay.  

 

Mi pequeño momento, los desayunos que nos ofrecían en las diferentes casas donde estuvimos alojados.

 

Pero mi gran fascinación, los Chateaux, pero sobretodo sus tapices con un sin fin de escenas, tanto de caza,como pastoriles,o de la vida cotidiana de la burguesía, como motivos florales o de animales fantásticos, los cuales tengo guasrdados en mi libreta de inspiración.

 

Mi descubrimiento, en el Chateaux de Chenonceau,  mejor dicho en interior de la tienda del chateaux, donde me llamó la atención un libro de bordados, que imitaban los estampados de La toile de Jouy,

descripción de Wikipedia :

La toile de Jouy es un tejido de algodón tipo «indiana», pintado o estampado solamente por el anverso.

El diseño suele ser monocromático, en rojo, granate, violeta (o berenjena) sobre un fondo crudo o ahumado, también sobre otros colores degradados, rosa, azul claro o marino, verde claro u oscuro, incluso beis o gris. Algunas veces el patrón está invertido; esto es, el diseño en crudo o humo sobre un fondo fuertemente coloreado.

El nombre proviene de Jouy (actualmente Jouy-en-Josas es una población y comuna francesa, en la región de Isla de Francia, departamento de Yvelines, en el distrito de Versailles y cantón de Versailles-Sud., Francia), el lugar donde Christophe-Philippe Oberkampf, en 1760,2 estableció una «real fábrica» de estas telas por su proximidad con Versalles y por la disponibilidad de un curso de agua, el río Bièvre, indispensable en la manufactura de un tejido estampado.”

 

Ya conocía esos estampados, me había enamorado de ellos en Holanda, en tonalidades azules y con motivos  de molinos, pero no sabía su procedencia indiana, ni la fascinación por estos tejidos en su época que llevó a crear fábricas en Europa para abaratar los precios.

Mi curiosidad hizo que me rondara por la cabeza, el plantearme sacar una colección de canastilla estampada relacionado con estos antiguos estampados de La toile de Jouy, confeccionadas igualmnente en algodón orgánico.

 

Veremos hasta dónde llega esta inspiración.  :)

Como veis Le noeud-noeud Rouge regresa de las vacaciones con nuevos proyectos en mente.

blog de le noeud-noeud Rouge

blog de le noeud-noeud Rouge